miércoles, 29 de junio de 2011

Otoño

Por un caminito
color habano
juntando margaritas
se va el verano.

y quedan los duendes
Abril y Mayo,
haciendo los deberes
sobre un zapallo.

Esta hermosa poesía ( no recuerdo el autor), la decían mis hijos cuando eran chiquitos en el jardín de infantes. Me pareció apropiada para la época del año y el motivo de la labor.

Calabazas realizadas en telas de algodón, en este caso reciclamos dos viejas remeras que no daban para más. Alcanzo para dos de cada una.
El motivo inferior que tiene zarcillos y la hoja con un pequeño tallo. Ambas cosas realizadas con alambre de floristería verde, pero pueden usar cualquiera y forrarlo con cinta de papel o tela.
El motivo superior tiene la hoja cosida al tronquito directamente.



En la calabaza verde cortamos 5 gajos . Cosemos dejando una pequeña abertura en uno de los extremos donde pondremos el tronquito. Rellenamos con vellón sintético. Con un hilo fuerte al tono marcamos los gajos ( Yo usé hilo de bordar Perlé de DMC).
Aqui esta el molde tal cual lo use.


En la calabaza amarilla cortamos 4 gajos , cosemos, damos vuelta y rellenamos pero.... esta no lleva marcado por fuena nada. En la parte inferior puse un trozo de tela o paño , redondo de igual color al tronco.

Aquí va el molde de esta variedad.


Los tronquitos de ambas calabazas las hice con un rectángulo de paño de aproximadamente 5 cmX9 cm. Emrollamos y sujetamos con unas puntadas o simplemente con pegamento para tela. Quedan tronquitos de unos 5 cm que unimos al centro de cada calabaza con puntadas bien escondidas o con pegamento.


Si quieren ponerles zarcillos.....muy fácil ! Con alambre forrado, enrollan alrededor de alguna varilla, aguja de tejer gorda o el palo del cucharòn, varias veces. Retiran y listo.
Unir a la calabaza en la base del troco .

Espero que les guste tanto como a mi y como siempre les digo.....que también lo hagan !






0 Comments:

Publicar un comentario